Eczema Eczema Profesionales de la salud - Entre aquí
English  |  Español  |  Português

El eccema en los niños

El eccema en los niños

Ya sea usted un padre, guardián o maestro, cuidar a un niño con eccema requiere un entendimiento del impacto físico y emocional de esta frustrante enfermedad.  Uno en 10 niños sufre de eccema y la mayoría de los casos se diagnostican antes de los 5 años.  Aunque el eccema puede desaparecer en la etapa de la adolescencia, muchas personas continúan sufriendo de eccema durante toda su vida.

Aunque el eccema suele ser hereditario, aún no está claro exactamente como se transmite de padre a hijo.  Si otras personas en la familia sufren de eccema, asma o alergias, tal como la fiebre del heno, hay aproximadamente un 50% de posibilidad que un niño también sufra algunas de estas enfermedades. Sin embargo, no siempre hay una conexión familiar.  Aproximadamente el 30% de las personas que sufren eccema no tienen familiares que sufren de eccema, asma o alergias.

¿Cómo reconocer el eccema en los niños?

El eccema, a veces llamado dermatitis atópica, es una enfermedad de la piel que se caracteriza por picazón y parchones rojos que van y vienen.  La picazón puede causar que la persona se rasque o se frote.  Esto inicia un circulo vicioso de picazón y rascarse, lo que puede causar que la piel se abra y posteriormente se infeccione.  La piel de los niños que sufren de eccema se torna seca, escamosa y gruesa y puede tener una apariencia más oscura que la piel normal alrededor de la zona afectada.

En niños muy pequeños, el eccema generalmente aparece en la cara, cuero cabelludo, brazos y piernas.  En niños mayores, el eccema aparece en los pliegues de la piel - como en la parte inferior de los codos, detrás de las rodillas, dentro de las muñecas, cerca de los tobillos o alrededor del cuello.

En adolescentes, el eccema aparece alrededor de los párpados, cuello, manos, muñecas y detrás de los codos y rodillas o podría desaparecer del todo.

Información Importante

 

La información sobre el producto que aparece en Protopic-la.com está dirigida a las personas que residen en América Central y el Caribe (Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Belice, Costa Rica, Cuba, Dominica, El Salvador, Granada, Guatemala, Haití, Honduras, Jamaica, Nicaragua, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana, San Cristóbal y Nevis, San Vicente y Las Granadinas, y Santa Lucía).

 

El ungüento Protopic se vende bajo receta médica y se usa para el tratamiento corto o a repetición en las personas que no responden bien o que pueden tener efectos secundarios con los tratamientos tradicionales. Está aprobado para los adultos en concentraciones de 0,1% y 0,03% y para los niños con edades entre los 2 y los 15 años solo en la concentración de 0,3%. Aunque los resultados individuales son muy variables, muchas personas mejoran después de unas cuantas semanas de tratamiento.

 

Los efectos secundarios más comunes son las sensaciones de ardor y escozor. Entre más severa sea su eccema, más probable es que tenga sensaciones de ardor y escozor. Protopic puede asociarse con un mayor riesgo de ciertas infecciones de la piel. Cuando use Protopic, evite la luz solar directa, los salones de bronceado y la fototerapia. No cubra la piel que está bajo tratamiento con vendajes, gasa o vendas. Solo su médico puede estimar los riesgos y beneficios; y decidir si Protopic es adecuado para usted.